martes, 9 de mayo de 2017

CCOO de Castilla y León pide que los ingresos y gastos se eleven hasta el 20% del PIB en 2020

El incremento del presupuesto global en Educación se encuentra, en términos de PIB, por debajo de lo habido en 2008.

El presupuesto en educación concertada se incrementa en un 16,7% lo que para nosotros supone una consolidación de los recortes sufridos por la educación pública.
 
Comisiones Obreras de Castilla y León (CCOO-CyL) lo tiene ‘muy claro’ acerca de cómo se pueden ‘mejorar’ los números de esta Comunidad de cara a poder volver a situaciones de hace una década (2008), antes de que la grave crisis económica hiciera estragos en todos los ámbitos de las diferentes administraciones, entre ellas la de Castilla y León. Nuestro secretario general, Ángel Hernández Lorenzo, ha señalado esta mañana en la presentación del informe-valoración sobre el proyecto de presupuestos de la Comunidad de Castilla y León para 2017 los tres ejes vitales para volver a la senda de entonces.

El primero, lograr un gran pacto de Comunidad con los partidos y agentes sociales encaminado a elevar los presupuestos de la Junta hasta el 20% con relación al Producto Interior Bruto (PIB) para el año 2020. El segundo, lograr un mayor dinamismo de la economía regional actual, insuficiente si se quiere retomar las cotas de bienestar de entonces, y en el que el factor fundamental sea el incremento de salarios para fortalecer la demanda interna de la región. Y en tercer lugar, puesto que el actual sistema de financiación autonómico estatal es perjudicial, trabajar para que no empeore, y que la propia Junta active sus propias opciones de fiscalidad para mejorarlo. ‘Todo apunta a que el factor de población será el que marque la pauta en este reparto, por lo que nuestra región, al igual que Castilla-La Mancha, Galicia, Asturias, Extremadura y Aragón seremos las más perjudicadas. Nosotros jugaremos en Segunda División, mientras que Cataluña, Madrid, Andalucía y País Valenciano, según este factor, estarán en primera. Y qué decir del País Vasco y Navarra, que juegan en otra liga superior…’, ha manifestado nuestro secretario general.


Adjuntamos en un archivo este documento elaborado por el Gabinete Técnico de CCOO-CyL, cuyo coordinador es Carlos Castedo Garví, secretario de Estudios y Asesoramiento Jurídico y Sindical de nuestra organización, y que ha acompañado al secretario general en el transcurso de la rueda de prensa. Este informe será enviado hoy mismo al presidente de la Junta, a todo su gabinete, a los diferentes grupos parlamentarios de las Cortes de Castilla y León, a otras instituciones y organizaciones sociales de la Comunidad para que lo conozcan. ‘Con este proceder pretendemos abrir un debate político y social acerca de estas propuestas’, ha remarcado Carlos Castedo. En él se analiza la evolución de los presupuestos de la Comunidad desde 2008 y se recogen los planteamientos a futuro de la organización.

Hay que cambiar la estructura presupuestaria y de fiscalidad de Castilla y León
Ángel Hernández considera determinante cambiar la estructura presupuestaria y de fiscalidad de Castilla y León y lograr elevar las cuentas autonómicas en más de 1.000 millones de euros en el horizonte de 2020. ‘El reto no es otro que los presupuestos pasen de suponer el 17,87% del PIB, al 20%, lo que requeriría sumar esos más de 1.000 millones de euros. Dicha cuantía es equivalente a la deuda que debe afrontar la Comunidad por que los ingresos se han reducido mucho más que los gastos’.

El principal responsable de CCOO-CyL, ha indicado que si en 2008 la deuda en los presupuestos de la Comunidad representaba el 0,32% del PIB, en la actualidad supone el 1,77%. ‘Hay que contener y reducir, si se puede, esos 1.000 millones de losa que supone la devolución de deuda”, ha indicado, para recordar que se trata del tercer centro de costes para la Junta dentro de los presupuestos.

El secretario general de CCOO-CyL ha pedido que el alza en los presupuestos debería destinarse a los grandes centros de gasto y se refirió a inversiones en vivienda, educación, sanidad, I+D+i e infraestructuras físicas y dotacionales, que a pesar de haberse incrementado aún están muy por debajo de cómo estaban en 2008. En este sentido, ha apelado a revisar la fiscalidad para elevar los ingresos, especialmente con un acuerdo sobre los tramos del IRPF con más carga para los que más tienen; y por limitar las deducciones y bonificaciones autonómicas.

Asimismo, el sindicato demanda recuperar la tributación del Impuesto de Sucesiones y Donaciones para las herencias más altas como antes de las últimas modificaciones; y elevar el Impuesto de Patrimonio para los contribuyentes con más capacidad económica. Otras propuestas pasan por un desarrollo de la fiscalidad medioambiental y por introducir impuestos sobre las grandes superficies comerciales y las pernoctaciones turísticas.

EDUCACIÓN
Incremento muy elevado (el 16,7%) para la educación concertada
Otra de las críticas que ha hecho nuestra organización a estos presupuestos es la relativa a los gastos de la educación. Del crecimiento del 3,7% anunciado, más de la mitad irá a parar a conciertos educativos con entidades privadas, ‘lo que para nosotros supone una consolidación de los recortes sufridos por la educación pública y compromete a medio y largo plazo el mantenimiento de los buenos resultados alcanzados a nivel internacional’, subraya Carlos Castedo.

El incremento del presupuesto global en Educación se encuentra, en términos de PIB, por debajo de lo habido en 2008. Y de este montante, hay una subida del 16,7% para los conciertos educativos respecto a 2016. “No sabemos si este proceder está en consonancia con las continuas denuncias que hemos venido haciendo desde CCOO durante los últimos años debido a la falta de transparencia habida anteriormente en este capítulo, o simplemente que se ha incrementado la financiación de la enseñanza concertada de una manera clara. Si es esto último se trata de una tremenda exageración y no es razonable”, sostiene secretario de Estudios y Asesoramiento Jurídico y Sindical de nuestra organización.

En materia de universidad esta prevista una congelación de las transferencias corrientes, fuente de las dos terceras partes de la financiación total y dinero destinado al pago de salarios y de mantenimiento de la instalaciones. Lo que condena a la universidad a mantener un año más la precariedad del empleo joven, la desigualdad salarial entre colectivos con las mismas funciones y ni si siquiera cubre una potencial actualización de los salarios del 1%, que es lo previsto para los funcionarios de la Administración General del Estado en el borrador de los PGE 2017, además de impactar en una progresiva degradacion de las instalaciones.

Desde CCOO se reclaman unas transferencias corrientes que cubran el 100% de los gastos de personal, actualmente sólo cubren el 90%, para que estos gastos permitan un empleo digno, y la financiación se desvincule de los precios públicos de matrícula que no están solucionando los problemas económicos y dificultan el acceso a los estudios superiores del alumnado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por participar en esta página!