jueves, 1 de diciembre de 2016

La presión de la comunidad educativa obliga al Gobierno a retirar las reválidas

El sindicato seguirá trabajando para la derogación completa de la LOMCE.

La Federación de Enseñanza de CCOO valora de forma positiva que el Ministerio de Educación haya retirado la orden de reválidas, ahora ya desfasada, del trámite del dictamen del Consejo Escolar del Estado, y que se haya comprometido a presentar un nuevo borrador en la Comisión de Ponencias de este organismo el próximo 5 de diciembre.

Sin conocer todavía el texto del Real Decreto-Ley que se comprometió en la reunión que el Ministerio de Educación mantuvo ayer con las comunidades autónomas, CCOO celebra algunos de los aspectos anunciados. Quizás el logro más importante es la desaparición de la doble titulación al acabar la ESO, que suponía una irreversibilidad temprana de las opciones educativas. En el mismo sentido, también se repara una injusticia con la posibilidad de obtener el graduado en ESO para el alumnado que cursa Formación Profesional Básica.

El mantenimiento del distrito único para el acceso a la universidad es asimismo un cambio estratégico que enmienda a la LOMCE más allá de la propia prueba de evaluación y que la modifica sustancialmente. Igual de razonable es la limitación de las materias objeto de evaluación y que las pruebas se conviertan en muestrales.


Por otro lado, La Federación de Enseñanza de CCOO agradece la confianza que las comunidades autónomas han mostrado hacia el profesora
do, defendiendo y consiguiendo que la evaluación externa no tenga efectos en la titulación, que sigue quedando bajo la autoridad de los centros educativos.

Pese a las mejoras anunciadas, FECCOO advierte de que quedan problemas importantes por resolver, y que el Gobierno está defendiendo cada una de las líneas de la LOMCE. El Ministerio de Educación sigue controlando la selección de los estándares de aprendizaje de un currículum obsoleto y sesgado, el tipo de preguntas, la duración de las pruebas y los cuestionarios de contexto a través del desarrollo reglamentario.

El aspecto más relevante relacionado con las reválidas que no se ha resuelto en el acuerdo de ayer, que sepamos, es la publicidad de los resultados de los centros. En este sentido, CCOO exige cambios en la norma para guardar la confidencialidad de los datos y establecer medidas de protección para el alumnado, sus familias y sus comunidades educativas.

Por otro lado, el sindicato llama la atención sobre la segunda convocatoria de los exámenes de 2º de Bachillerato. Hasta ahora, las comunidades podían elegir entre determinadas fechas de julio o de septiembre. Es conveniente unificar las fechas para que el distrito único en el acceso a la universidad lo sea de forma efectiva, mediante el desarrollo de la nueva orden ministerial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por participar en esta página!